Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2012

XY

Escribes música para mis oidos,
encantador de serpientes.
Tus manos efemerides de mis caricias imaginarias.

El errante

Labios desencarnados de brisa marina,
han hecho estragos en las costuras de sus zapatos,
se sienta de lado porque los sueños lo han enterrado,
con los ojos viscoso y la mugrosidad del alma.
Sus recursos monótonos de entierro supremo lo han mandado al olvido.

El insoluble sabor de su paladar se resbala por la pupila del errante,
la llama se enciende, en el iris izquierdo en donde el amor ha transitado por la oscuridad de la pulcritud.
Las huellas del recorrido por el ala de un cuervo han desatado su testarudez,
parece que esta solo y en el fin del mundo proclama a su semejante.

El infierno ha comenzado a rugir desde el principio de su ser,
se esconde para reaparecer entre sus manos, lo ha cogido por sorpresa.
Era simple y complejo enamoramiento,
entidad que acorrala sus sentidos.
La espera se hacia tardía y con un ultimo resplandor el acercamiento se daba.
Al fin cupido había perdido la batalla.

favorite song

En la esquina de la calle principal, intentando mantener la linea. Dices que quieres que nuestra relación avance, y que yo estoy retrocediendo. ¿Puedes leer mi mente? ¿Puedes leer mi mente? Realmente nunca renuncié a evadirme de ésta ciudad de dos estrellas. Tengo la luz verde. Tengo una pequeña lucha interna. Voy a darle la vuelta a ésto. ¿Puedes leer mi mente? ¿Puedes leer mi mente? Los viejos y buenos tiempos. El hombre honesto. El corazón inquieto. La Tierra Prometida. Un beso sutil que nadie percibe. Una muñeca rota, y un gran trapecio. Oh, bueno, a mi no me importa si a tí no te importa. Porque no brillo si tú no brillas. Antes de que te vayas, ¿puedes leer mi mente? Es divertido como te vienes abajo. Esperando un gesto. Me detengo en el camino de entrada con un mágico escalofrío recorriendo mi espalda. ¿Puedes leer mi mente? ¿Puedes leer mi mente? La reina adolescente, el arma cargada. el ansiado …

Vida

Una simple idea origina una nueva mentira,
en algún lugar los héroes esconden sus excusas.
Las posibilidades no existen y, por más que lo intenten los cobardes siempre pierden.
La mente divaga, se enciende, se recrea la pupila.
Los arboles danzan como farolitos de colores,
el mar es escaso, se ha perdido desde que el brillo se ha confundido con el oro.
El tiempo está en retroceso, hierve al olor de la sangre,
se impone en los sentidos, en el parpadeo, en la comezón de los años.
De pronto la historia se borra,
el hombre se extingue dejando una huella imborrable en sus zapatos.
La vida vuelve con el resurgimiento del pensamiento,
y la coherencia, el sentimiento de lo correcto hundidos,
al otro lado inalcanzable, que nadie puede ver.