Entradas

Mostrando entradas de abril, 2015

Decálogo del buen maestro

Presentación Encuentro virtual de poesía Tijuana-Ciudad de México.

El día de mañana estaré leyendo poesía a las 3:30 en galería Blastula en el Centro de Tijuana. Los invito a leer también y a escuchar.

http://ccemx.org/encuentro-virtual-de-poesia-ciudad-de-mexico-tijuana/

El sonido de las drogas.

Lavo mi ciudad con la prosa descuidada de las manos sucias,
puesto que he visto morir a los jóvenes dentro de sus ninfas,
se han puesto habitar juntos las galaxias.
Hablan con el polvo blanco,
meditan con su sabor crack que sale por sus polos,
despiertan con sus ojos pintados de morfina
a lado de su monstruo universo.

El amor se inyecta heroina:
Sus pies bailando en el Estrella a las dos de la mañana,
abrazando la jeringa en plena avenida,
pidiendo limosna por el centro,
cantando mientras limpia los carros.
Mis besos ingiriendo sus labios ,
Mis antebrazos respirando su pecho,
Mi mente enterrando su cuerpo muy dentro de mí.

Like a Jesus

Para ser un hombre te has atravesado con LSD
en el santo dia has dicho que dejarás de ser un héroe
has hecho a un lado a tu apóstol el alcohol y a tu Santa Morfina,
atraviesas las calles del Centro con las esposas puestas
una corona de insultas te llega,
¿Ellos qué saben de las noches que pasaste pidiendo jeringas?
¿De la morrita que amabas y se hizo…

Apuntes de una historia sangrienta

La extrañaba como se extrañan dos seres a quienes se les ha arrebatado la luz y se les encierra en el eco de un grito antes del atardecer. Cuando la niebla ha alcanzado el punto máximo de ceguera,
sus ojos se colorearon de sangre al verla transformada en el polen del último girasol exigido por un hombre hecho de metal. Todos los restos de carne que se excitaban en su interior le mostraron que ser vampiro era más que ser un simple robot hipocondriaco y que además le habían arrebatado lo que más quería: su aroma de alcatraz.  Se había enamorado de Jane, la unica chica que nunca envejecía y no era una vampira. Eran el año de 3797P  los robots traficaban armas y drogas, sólo había dos grupos de humanos: los vagabundos y los ricos. Un número muy reducido eran los que habían sufrido una metamorfosis en la tercera guerra mundial como Jane, los de su tipo se dedicaban a la prostitución dentro de bares chinos. Alberto era un vampiro que había presenciado todos los cambios de la humanidad y est…