Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

La otra esquina

Siguió una estrella grande y poderosa, pensó que era Dios. La birria ya se le había esfumado entre las manos, un sujeto colocaba la punta de su pie en sus venas pulmonares. Visté la mano de Maradona- escuchó en la otra esquina. Las fosas nasales semicerradas, el polvo húmedo recorriendo la base cerebral.

Me dueles

Mansamente, insoportablemente, me dueles.Toma mi cabeza. Córtame el
cuello.Nada queda de mí después de este amor.Entre los escombros de
mi alma, búscame,escúchame.
En algún sitio, mi voz sobreviviente,
llama,pide tu asombro, tu iluminado silencio.Atravesando muros,
atmósferas, edades,tu rostro (tu rostro que parece que fuera
cierto)viene desde la muerte, desde antesdel primer día que despertara
al mundo.
¡Qué claridad de rostro, qué ternurade luz
ensimismada,qué dibujo de miel sobre hojas de agua!
Amo tus ojos, amo, amo tus ojos.
Soy como el hijo de tus ojos,como una gota de tus ojos
soy.
Levántame.
De entre tus pies levántame, recógeme,del suelo, de la
sombra que pisas,del rincón de tu cuarto que nunca ves en
sueños.
Levántame. Porque he caído de tus manosy quiero vivir, vivir,
vivir.
De: Jaime Sabines

Por esos dias en los que rei como muerta esperando la vida. Al final me llegó la resurrección.

A la playa Yucatán

les llevo: dos gotitas de solovino
los discos de Vilma Palma y La unión
una lupa que contiene la luna
un café eterno
mucha cacofonía
tres libretas vacías
una caja de aspirinas Forte
un reloj muerto
Rayuela
un crayónpintalabios
y por supuesto la colección de trajes de baño de mis compañeros literatos XP
sus obscenidades