Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

Aflicción

Que triste es la traición, me azota en la cara sin dejarme ningún rasguño, pero miles de reclamos en mi alma. El pelo a puños se me cae, la sangre golpea el resto de mi cuerpo y ¿Qué me queda? una risa fingida, un recuerdo agrio, un aliento salvaje; nada tengo nada me queda más que la conclusión de que un humano soy yo.

Pláticas con Aristóteles

¿Dónde comienza el fin del mundo Aristóteles? Que mis días han agotado todo el resplandor de las estrellas y la lluvia me ha quemado, por el tempano de hielo que me he vuelto. Sabías que un rinoceronte me ha visitado en mis sueños contándome del mundo rosa del que nos perdimos. Sí sí sabías verdad, que un día el hombre y la mujer fueron condenados por su pecado, pero el rinoceronte ya no me visita desde que me volví gris. La última vezmolesto me dijo que le daba miedo. Lo único que se aparece en mis sueños son los colores del arcoíris formando un camino entre las plantas, mientras espero encontrarme con mi madre. Me dijeron una mentira, que las luces de fuego que a veces a parecen en el cielo, pero que nadie ve, porque todos miramos de frente y de frente nada más hay carteles mágicos, gente y más carteles. Bueno te decía, las bolas de fuego dicen que son dragones que por el aliento de un niño muerto se han esfumado y se han esparcido en pequeñas gotas negras que al caer al piso no son…