Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

Carta de una sonámbula frustrada a un vecino

"Es inútil que vuelva un amor que se fue" Desde cuando las personas son objetos que se pueden poseer, sí le dijo que no era su media naranja asuma que usted es un mango.
"Me estoy muriendo por su amor" Considérese afortunado las arañas matan a su pareja en el acto sexual y ni las gracias dan.
"Lo mejor que te paso fue conocerme a tu edad para olvidar mi amor vas a tener que llorar eso lo puedo jurar inolvidable así me dicen mis ex amores" Primeramente nadie es inolvidable cosa que diversos hombres y algunas mujeres no admiten así como perder, por lo tanto ella no es inolvidable y lamento informarle que usted tampoco y segundo sí así le dicen sus ex amores es que si es olvidable porque sino cual es la razón por la que no se encuentra con ellos.
Mejor cante como yo: Different , no esa no "no tengo dinero ni nada que dar lo unico que tengo es amor para dar" esa lo condena a que su mujer derroche el dinero y usted ni para el amor tenga.
Mejor piense…

La muerte y el amor

Cuando los cuerpos se aproximan tanto, tan de cerca que solo queda aire para respirar es que se inician las revoluciones más deslumbrantes que el hombre ha encontrado. Hasta la muerte se asusta y termina siendo complice, se queda con la oscuridad y regresa a las tinieblas. Ya ni ella quiere escuchar sobre el amor, cuando los ve renacer de su propia ausencia, de la ausencia de sus cuerpos de su carne.

La ausencia de la mano

El búho mucho tiempo estuvo rezongando en los camiones y en los taxis, su mala fortuna. Viajo al norte y al sur, al este y oeste, se encontró en Marte, fue a las cordilleras, subió a los elevadores más avanzados. Se matrimonio nueve veces y las nueve veces su mujer lo traicionó. El búho nada complacido se aventó a un manantial, pero con su mala suerte eso solo logró llenarlo de sed. El pobre búho ya no sabía que hacer se había roto la cabeza, el corazón y las nalgas de pilón. Hasta que una noche Don Quijote de la Mancha se le apareció sobre Rocinante y le señaló un cuadro pintado en acuarela, el búho voló hacia él. Pronto emocionado se encontró con un árbol lleno de frutas secas y puso ha descansar todos sus pensamientos. Desde ese día el búho habla desde el cuadro de acuarela e incita a pintar en un espacio blanco, se encierra dentro de la luz.


Yo quería hablar sobre lo bueno de encontrar un árbol que sostenga los pensamientos y terminé hablando de algo muy diferente. Pero que bien s…