Polvo cósmico


Cuando llegaron a Júpiter la piel se cayó hasta el piso y en su desnudez descubrieron que nuevos ecos surgían pidiéndoles que hicieran el amor hasta quedarse en los huesos. Por última vez, se vio el polvo cósmico caer sobre la Tierra.

Entradas populares de este blog

Una ridícula historia de amor en Navidad

Nuevo libro Diles que no nos vean

Brevedades infinitas, una crítica por Mildred Meléndez