Semana santa

Desde el viacrucis de tus omóplatos sueño que soy una amapola para un fauno triste.

Entradas populares de este blog

Una ridícula historia de amor en Navidad

Nuevo libro Diles que no nos vean

Brevedades infinitas, una crítica por Mildred Meléndez