Caras

He salido con un futbolista, malabarista, escritor y un muerto, pero todavía no logró diferenciar los rostros, los mios.

Entradas populares de este blog

Una ridícula historia de amor en Navidad

Otra copa por favor

Nuevo libro Diles que no nos vean