Quieren y quieren


Quieren que escriba poesía para arrullar mujeres,
quieren que escriba poesía para dar por santos a los hombres.

Quieren, quieren y quieren
quieren creer que quieren,
un lugar común donde caer,

cuando sus cuerpos sean destrozados por el paso  del tiempo.
Y a veces yo también creo querer a alguien sujeto a este mundo.

La verdad se me tiñe de un color,
el color del fuego muriendo lentamente.
Sí, señores el fuego del corazón puede desbaratarse ante el menor roce del recuerdo,
seguimos esperando, aferrados a un día,

probablemente llegue cuando seamos una lámpara en una habitación oscura.

Ojala pudiera probar que no hay más vida que la vida que podemos vivir,
deshojando girasoles.



´

Yo tampoco entiendo porque las niñas de ahora se hacen la manicure, yo escribia poemas en los libros de la SEP.

Entradas populares de este blog

Una ridícula historia de amor en Navidad

Otra copa por favor

Nuevo libro Diles que no nos vean