soy libre

Pienso para luego existir porque sí existo y no pienso corro el riesgo de ser dinamita que se enciende en la boca de los demás. Prefiero tener algunos rasguños, heridas que nadie pueda ver, que sean secretas. Las profundas son mías, mi único tesoro. No quiero convertirme en la sombra de un espectro para no tener miedo, quiero tener miedo aquí y allá, quiero gozar el miedo, llenarme de éxtasis, quiero que mi miedo asesine los microcosmos que habitan en los oídos. Soy libre para contemplarme en el cuerpo que yo elija, a la hora que yo elija. Soy libre para morirme con alguien puede ser en una hora, en un mundo, con un niño. Independiente para ser amada y amar sin ser esclava. Soy libre para hablar, para escuchar o para olvidar una hora triste.

Entradas populares de este blog

Nuevo libro Diles que no nos vean

Una ridícula historia de amor en Navidad

Otra copa por favor