Poema primera visita

Te siento, Extraña.
Ahogada entre mis palabras,
durmiendo con tu Atuendo.

Eres, 
                                     
    Soledad me besas con tus entrañas.
                                                                                             esta vez moriremos como la Aurora,
 
Anestesia local para los destinos desbocados,
                                                                                     cubriremos el paisaje como los Moribundos,
 
 
rechinando los dientes hasta soñar con lejanas ciudades cubiertas de Niebla y Oscuridad.
 
 
Eco:  duda de la mortalidad en la voz,                      
 
                                                                                      
                                                                  Galaxia me la contó un hombre cuerdo y muy bello,
 
 
 
 
era un Sueño
padecio por la realidad.
 

Entradas populares de este blog

Una ridícula historia de amor en Navidad

Otra copa por favor

Nuevo libro Diles que no nos vean